Sobre Mí

La mentalidad se adquiere primero, la vida te cambia después

David Romero

Cultura y Mentalidad

Hola, soy David Romero.

Estoy especializado en crear ambientes de trabajo excepcionales, que impulsan el compromiso y la mentalidad de los profesionales.

Cada año trabajo con un reducido número de empresas de referencia, 8 personas a nivel individual y 2 equipos deportivos de élite.

Paralelamente me encuentro desarrollando una profunda investigación sobre culturas empresariales de éxito.

Lo que la mayoría de las personas saben de mi es...

que he sido reconocido en el Ranking de Top “Influencers for Career Management” e “influencers for Talent Management”, además de en el de “Influencers for Leadership” en la web más relevante del mundo de profesionales de gestión de proyectos con cerca de 1 millón de profesionales.

He trabajado en grandes proyectos y liderado a cientos de personas simultáneamente en varios de ellos, incluso antes de terminar la universidad.

Hace un par de años escribí 2 libros sobre liderazgo en la gestión de proyectos y a través de mis presentaciones he podido ayudar a miles de profesionales a mejorar sus habilidades de liderazgo y a obtener mejores resultados.

Pero para todo esto hubo un proceso…

Hubo una primera vez…

Con 23 años y antes de terminar la universidad tuve mi primera oportunidad liderando un equipo de profesionales donde yo era la persona más joven y la menos experta.

Sólo tenía un deseo, hacerlo muy bien. Un año después el proyecto fue un éxito… aunque no tenia muy claro el porqué.

Años después, leí una palabra que me hizo comprender el motivo por el que tuvimos éxito… aquella palabra era liderazgo. Desde ese momento me dediqué a estudiar y desarrollarme más sobre aquel concepto… no escatimé en esfuerzos, ni en inversiones, me certifiqué con el número 1 mundial y aprendí directamente de él y en persona… 

 

Paralelamente, recuerdo dedicar mucho tiempo a pensar en un sistema que ordenase y facilitase el trabajo de cientos de personas en cada proyecto, de modo que fuese un trabajo más agradable y con mayores posibilidades de éxito final.

La idea me abrumaba por sus dimensiones… hasta que un día leí algo que me ayudó a materializar aquella idea. Entonces, pude seguir aprendiendo y desarrollándome durante los años sucesivos con mucha practica y bastante formación. Aquel concepto desconocido que leí y que me puso tras la pista era project management. Así que cursé Masters en Management, me certifiqué como PMP (project management professional), apliqué  mucho y me convertí en formador…

 

Liderazgo… project management…

Los resultados eran muy buenos… pero no estaba del todo contento. Me preocupaba que a pesar de que en los proyectos en los que participaba tuvieran éxito, aquella manera de trabajar no sirviese al resto de la empresa. ¿de que servía que sólo se aprovechase el 10% de la organización?

Entonces, un día encontré la respuesta. Era algo que me permitiría transmitir a toda la empresa un modo de trabajo que ayudaría a ser más felices a los empleados y más exitosa a la compañía.

Descubrí la cultura empresarial, y llegaron los mejores resultados.

 

Pero esto no fue coser y cantar…

Testimonios

Lo que probablemente no sabes de mi... es que no fue así de sencillo…

Durante gran parte de mi vida estuve tratando de complacer a los demás para ganar su reconocimiento y de ese modo ser más feliz. Mucho más tarde comprendería que, en realidad, esa era una actitud cobarde. Un camino de reconocimiento seguro, pero con un nivel de auto reconocimiento mínimo…

Además, estaba convencido de que independientemente del potencial que pudiera tener, mi vida entera estaba predeterminada por mis recursos, mi suerte, mis estudios, mi entorno… Estaba convencido de que no podía hacer nada para escapar y mejorar mi vida de manera significativa.

De ese modo me encontraba viviendo en un trabajo con presión, sin motivación y en una vida sin verdadera emoción.

 

Empleado del Mes

Lo cierto es que a pesar de ser habitualmente nombrado el “empleado del mes”, no me hacia sentirme satisfecho. A menudo, me sobrevolaba la incómoda impresión de “no ser suficientemente bueno”, haciéndome dudar de mi, independientemente del éxito que hubiera obtenido. Me sentía aprisionado dentro de mi zona de confort, sintiendo a la vez que podría crear mucho más.

La Aventura

Así que un buen día decidí dejar de competir en aquel entorno sin motivaciones ni emociones y comencé a vivir una gran aventura. Afronté el miedo, di pasos fuera de mi lógica… y descubrí que no era tan ilógico… entonces comencé a sentir más, vivir más y de ese modo, por fin, comencé a ser feliz.

La mentalidad se adquiere primero, la vida te cambia después…

¿Quieres saber más?

Únete a nuestra comunidad y recibirás todas las publicaciones nuevas

Con ello llegó un cambio de mentalidad…

Entonces me di cuenta de que mi vida no estaba determinada por nada más que por mi propia mentalidad. ¡Mentalidad! Que no era necesario realizar un mayor esfuerzo ni tenía porqué ser duro. Aprendí que la mentalidad era lo que había hecho de muchas personas sin estudios, sin “suerte” o sin recursos, personas de enorme éxito.

La mentalidad es la responsable del modo en el que cada persona vemos el mundo que nos rodea… Nuestra mentalidad es la responsable de ver oportunidades o problemas y por tanto es la responsable de nuestras acciones…

Y es de ese modo como cada persona creamos nuestro mundo y por tanto nuestros resultados…

La mentalidad se adquiere primero, los resultados llegan después.

Al cambiar mi mentalidad, pude eliminar mis limitaciones… y eso me permitió hacer cosas que nunca antes habría hecho, y conseguir resultados que hasta entonces sólo había podido soñar.

Desde luego que sufrí derrotas. Muchas veces invertí muchísimo tiempo, un montón de dinero y un gran esfuerzo en aquello que parecía mi única oportunidad para al cabo de unos meses recibir un rotundo NO…

Pero la nueva mentalidad me permitió afrontar y superar lo que antes hubiera sido un muro infranqueable.

 

Esta pregunta lo cambió todo ¿Y si las cosas que más deseo tan sólo dependieran de un cambio de mentalidad?

Pero aún pasó algo más…

Un fuerte componente de mi estilo de liderazgo fundamentado en técnicas de coaching, con el cual siempre trabajaba con la mentalidad de los miembros de mis equipos, me serviría para algo más.

El haber sido reconocido entre los primeros en  “Career y Talent Management”, así como en “Leadership”, sirvió para ser invitado por algunos de los mejores “life y executives coaches” del mundo a un encuentro privado entre ellos en Londres.

Pude aprender CON los mejores y, sorprendentemente para mi, aportarles mucho. Lo que allí sucedió me cambió la vida… Desde aquel momento comencé a trabajar para algunas de las personas públicas y privadas más conocidas, así como para algunos de los mejores deportistas de nuestro país.

La mentalidad se adquiere primero, la vida te cambia después… esta ha sido una de las lecciones más importantes en mi vida.

……………………………

Cuando no estoy entregado en cuerpo y alma a mis clientes me puedes encontrar caminando por el Pirineo con mi familia, haciendo un viaje, degustando una buena hamburguesa o leyendo un buen libro de esos que tanto me hacen disfrutar.

Me halaga que hayas llegado hasta aquí.

¿estás list@ para cambiar tu mentalidad primero?

David Romero

Estás a un paso de suscribirte. Recibirás mis nuevas publicaciones puntualmente y sin excepción.

En tan sólo unos segundos comenzamos