La edad perfecta es la que tienes

La edad perfecta es la que tienes

¿Cuál es la edad perfecta?

 

¿Cuál es la edad perfecta para hacer lo que ahora más te gustaría?
Unos dicen ser demasiado mayores.
Otro dicen ser demasiado jóvenes.
Siempre hay una excusa para alimentar a lo único que nos frena. El miedo.

Así que ahora te pregunto ¿cuál es la edad perfecta para no tener miedo?

Unos dirán que cuando eres joven porque eres menos consciente y tienes menos que perder.

Otros dirán que cuando eres mayor porque gozas de experiencia y quizá creas que estás ante tu última oportunidad.

¿Cuál es la edad perfecta para no tener miedo?
¿Cuando eres “demasiado joven” y tienes margen?
o ¿cuando eres “demasiado mayor” y estás lo suficientemente harto?

“Demasiado”, “joven” o “mayor” no son más que etiquetas puestas por nosotros. No son realidades. Son nuestro baremo de la realidad inventada por nosotros.

¿Y si cuando defines tus propias etiquetas, no te apoyases en los casos que le interesan a tu miedo o a tu pereza? ¿Y si dejases de darles la razón? ¿Y si creases esas etiquetas de “demasiado”, “joven” o “mayor” en función de lo que te genera ilusión?

Puestos a dar de comer a nuestra mentalidad, mejor alimentar la esperanza y la acción que la excusa y la pereza.

Lo único real en esta historia es el miedo.
Aunque lo paradójico es que lo que más te frena, tampoco existe. Es tan sólo una percepción de algo que ni siquiera es real. Algo que ni siquiera has experimentado. Y además algo que es particular de cada persona.

Ninguna ley física apoya la historia que te cuentas. Ni la buena, ni la mala.

El miedo también es inventado.
Si no lo crees, piensa en toda esa gente que hace lo que te da miedo.

Si aún estás paralizado, saltemos por encima del miedo. ¿Cómo te sentirás en 10 años si hoy afrontases lo que te da miedo? ¿Qué fue de tu miedo para llegar a hacerlo?

Así que puestos a inventar nuestra propia película ¿por qué no una sin excusas?, ¿por qué no una sin etiquetas?

¿Cuál es la edad perfecta?
No te engañes.

Hoy es tu primer día

Deja una respuesta