Pequeños detalles, grandes logros

Es un error pensar que un día, sencillamente ocurrirá. Se requiere adoptar una capacidad de pensamiento determinada, aprender las habilidades más determinantes y desarrollar los hábitos que más aportan a cada persona.

¿Te encuentras en una de estas tres situaciones?

  • Crees que los resultados no se pueden mejorar, quizá porque lo has intentado una y mil veces.
  • Piensas que tu gente no es la mejor y que no puedes obrar milagros.
  • Sientes un potencial mayor en tu interior, pero no estás seguro de poder explotarlo.

Si estás en una de esas situaciones, hay buenas noticias. Puedes desarrollar ese potencial, puedes mejorar a tu equipo y de paso conseguir mejores resultados.

Durante años has ido desarrollando un buen nivel técnico y quizá haya llegado el momento de:

  • Ascender en tu empresa o conseguir un puesto nuevo en otra.
  • Como profesional que un buen día fue ascendido a jefe de proyectos por tu buen nivel técnico, te has dado cuenta de que hace falta algo diferente para liderar a un grupo y así volver a sentirte en tu mejor nivel.

En ambos casos, las habilidades de liderazgo te ayudarán a mejorar los resultados y por extensión a vivir mucho mejor.

Alcanza tu Máximo Potencial en la Gestión de Proyectos

7 Claves que te convertirán en un líder de proyectos

7 Claves que producen resultados

He trabajado en grandes proyectos y dirigido a cientos de personas simultáneamente para acabar dándome cuenta de aquello que es crucial para el éxito del proyecto. Los resultados dependen del equipo… y el resultado de cada miembro del equipo, depende de la relación que desarrollas con ellos y entre ellos, así como del entorno de trabajo que construyes.

Durante aquellos años encontré 7 prácticas claves que permiten mejorar los resultados de manera sencilla. Son conceptos que nada tienen que ver con el conocimiento técnico. De hecho, ambas áreas, la técnica y la de liderazgo se complementan y por tanto se necesitan.

  • Buen Nivel Técnico + Bajo Nivel de Habilidades de Liderazgo = Resultados Mediocres
  • Moderado Nivel Técnico + Buen Nivel de Habilidades de Liderazgo = Buenos Resultados
  • Buen Nivel Técnico + Buen Nivel de Habilidades de Liderazgo = Los Mejores Resultados

Tanto si eres un director de proyectos nuevo como si ya eres experimentado o si aspiras a ello, este libro te ayudará a mejorar tus resultados en aspectos que las habilidades técnicas no pueden.

¿Cómo podría cambiar tu carrera profesional si desarrollaseis las habilidades de liderazgo necesarias?

  • Alcanzar el potencial que sientes que llevas dentro.
  • Inspirar y motivar al equipo a su máximo rendimiento y desarrollo.
  • Guiar el proyecto mediante una visión compartida.
  • Crear más líderes.
  • Facilitar el cambio.
  • Fijar clientes y conseguir nuevos.
  • Tomar decisiones difíciles.
  • Facilitar nuevas metas para la compañía.
  • Ayudar a la retención de equipos de alto rendimiento.
  • Alimentar una cultura de crecimiento y confianza.
  • Ganar claridad dentro de un entorno tan cambiante.
  • Desarrollar cooperación a todos los niveles.
  • Y en definitiva, Alcanzar los mejores resultados posibles en el proyecto.

LAS HABILIDADES DE LIDERAZGO SON RECONOCIDAS ENTRE LOS MEJORES

Una encuesta mundial conducida por PMI a miles de profesionales de la gestión de proyectos en todo el mundo reveló que para 4 de cada 5 profesionales, las habilidades de liderazgo son las más importantes a la hora de obtener buenos resultados en proyectos complejos.

Quizá ya lo supieses o tal vez lo sospeches. El enfoque exclusivo en los aspectos técnicos específicos de tu campo profesional, no garantizan alcanzar todo tu potencial. ¿A cuanta gente conoces con un gran nivel técnico y te preguntas: ¿por qué no consiguen todo lo que podrían? En un mundo tan igualado técnicamente hablando, la diferencia no está en la técnica, sino en el liderazgo.

Testimonios

Alcanza tu Máximo Potencial en la Gestión de Proyectos

7 Claves que te convertirán en un líder de proyectos

Problemas que se repiten

Es posible que alguna vez hayas sentido la impotencia de no mejorar como te gustaría. Quizá en alguna ocasión hayas luchado al máximo de tus posibilidades y no has conseguido lo que sería justo en base a tu esfuerzo. Incluso tal vez te hayas cuestionado la imposibilidad de desarrollar el profesional que llevas dentro hasta un nivel superior. Son situaciones habituales cuando dejamos al margen a las habilidades de liderazgo. Si te ha ocurrido, puedo imaginarme fácilmente el nivel de tu decepción, porque durante mucho tiempo, estuve en esa situación.
El desarrollo exclusivo del ámbito técnico no garantiza resultados importantes, su combinación con habilidades de liderazgo, sí.

El mundo cambia a gran velocidad

El mundo cambia a gran velocidad

Hasta hace pocos años, cualquiera que tuviese estudios sería un profesional de éxito. Su futuro estaba garantizado. Sin embargo, ahora no es así. Los proyectos son cada vez más una torre de babel. Equipos interculturales, sponsors, clientes, departamentos, socios, interesados, … Todos con sus intereses particulares. Con semejante clima, son necesarias desarrollar ciertas habilidades para tener éxito en el proyecto e inevitable para exceder las expectativas. Cuando nos decidimos a mejorar en algún ámbito, solemos hacerlo en el puramente técnico, dejando de lado las habilidades de liderazgo.

Necesitamos desarrollar habilidades de liderazgo

“Liderar a un equipo consiste en inspirar a las personas, posibilitando su desarrollo para que alcancen su máximo potencial. Esa es la única forma para realizar el mejor trabajo y obtener los mejores resultados posibles”

Las soluciones siguen siendo las mismas de siempre

Muchas personas piensan que para ser un líder es necesario tener personas bajo su mando. Conozco unos cuantos “jefes” que son cualquier cosa antes que un líder, aunque tengan personas a su cargo. ¿Por qué? Porque no pueden dar a los demás aquello que no tienen dentro. El liderazgo comienza liderándose a uno mismo. Primero se aprende, después se desarrolla y se asimila pasando finalmente a ser parte de tu Actitud. Después es cuando eres reconocido por tus compañeros como líder. Sin la Actitud adecuada, sencillamente no se puede ser líder por más que tengas un puesto de “jefe”.

El verdadero liderazgo no comienza dirigiendo a los demás, sino dirigiéndose a uno mismo. Líder no es un puesto, sino una actitud particular hacia los demás por la cual posteriormente eres reconocido como tal.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Y una última cosa. El liderazgo se puede dar hacia abajo. Pero también se puede dar tanto en el mismo nivel jerárquico con tus homólogos, como hacia arriba en la estructura organizacional de la empresa. El liderazgo se puede producir en cualquier dirección y no exclusivamente hacia abajo. ¿Conoces a personas con la capacidad de influir hacia arriba? No tienes excusas para no querer mejorarlas.

Los mejores resultados no se obtienen trabajando más sino desarrollando el potencial individual de cada persona. Está en tus manos poder mejorar y las habilidades de liderazgo son el camino.

Conoce el papel determinante de la mentalidad y comienza a desarrollarla para alcanzar metas mayores

Cultiva la mentalidad adecuada para afrontar los retos que te importan de verdad