La Maestría como Actitud en la vida

La Maestría como Actitud en la vida

En el libro Mastery (maestría), hay una historia que a menudo trato de recordar.
Cuando Jigoro Kano, fundador del judo, estaba próximo a morir, llamó a sus estudiantes.

Les dijo que cuando llegara el momento, desearía ser enterrado con su cinturón blanco.
El cinturón blanco representa la inocencia y la falta de conocimientos.
Simboliza la voluntad de adquirir nuevas habilidades.

La humildad del mayor judoca de la historia de siempre sentirse cinturón blanco.

La esencia de la maestría, en cualquier cosa que te propongas, reside en la humildad.
La humildad de volver a hacer con la ilusión de un niño.
Con la curiosidad de la primera vez.
Con la mentalidad del cinturón blanco.
Incluso cuando eres el mejor del mundo en algo, seguir ahí requiere de la humildad de saber que en el fondo eres un cinturón blanco.
Porque en definitiva, estás al comienzo del siguiente nivel.

Para ser maestro, no tiene que importarte parecer tonto.
Esa libertad mental, es clave en el éxito de todo genio.
Los genios no nacen genios. Nacen libres de sentir vergüenza por parecer tontos.

Declara la rendición de tu ego. Proclama la victoria de tu humildad.

La maestría como actitud, la maestría como actitud, la maestría como actitud

La clave en cualquier proceso no es la meta.
La clave es el camino.
Para llegar tan lejos como el maestro Jigoro, no puedes otorgar el valor al destino, sino al camino.
El proceso es más importante que el destino.
Porque no te olvides que cuando hablamos de la maestría ¿cuál es el destino sino siempre ser mejor? Por tanto, no hay meta final. El valor, está en el camino.

Con la felicidad, sucede lo mismo.
No es un destino, está en el camino.
Si lo afrontas como cinturón blanco, el camino será el recorrido de toda una vida y no la meta de un segundo.
Maestría en una destreza. Maestría en la vida. Maestría en la felicidad.
La humildad e inocencia del aprendiz.
La humildad e inocencia del maestro.
Todo es lo mismo, estés donde estés.
Todo es cuestión de la mentalidad de un cinturón blanco.

No puedes controlar el resultado, pero sí tu actitud.
La Maestría de las cosas que más te puedan importar en la vida, pasa por la humildad. Siempre aprendiendo. Siempre deseando. Nunca sabiéndolo todo. Siempre la curiosidad necesaria para mejorar.

¿En qué cosa importante estas deseando ponerte el cinturón blanco?
Humildad, para conseguir maestría.

Hoy eres cinturón blanco.
Hoy es tu primer día, seas maestro o seas aprendiz.

Deja una respuesta