1200€ por Leer un Clásico de Dale Carnegie

1200€ por Leer un Clásico de Dale Carnegie

–¿Sueles leer libros?
–Ciertamente. Siempre había oído lo bueno que era leer libros. Aunque siempre me preguntaba ¿hasta qué punto lo sería? No es fácil explicarlo, pero uno de ellos me llegó a producir 1.200€ en tan sólo unos minutos. Nunca pensé que me podría llegar a retribuir 1.200€ en tan sólo unos minutos.

–¿En serio? Me tienes que contar esa historia.

-Claro, será interesante. Escucha con atención…

Es posible que me hayas escuchado hablar alguna vez sobre la importancia que le doy a la lectura de libros. Si ese es el caso, me habrás escuchado hablar sobre aspectos positivos fundamentalmente intangibles. Sobre expectativas, ventajas, beneficios… Pues hoy no será ese día porque hoy toca hablar de resultados tangibles. En concreto una historia bastante curiosa.

Recuerdo hace años cuando decidí confiar en aquellas personas que no se hartaban de decirme “tienes que leer buenos libros, nada te cambiará más”. Recuerdo ponerme manos a la obra, disfrutar de ello, pero…. no ver que cambiase mi vida.

Años después me daría cuenta de que en aquella primera etapa, leía por pasatiempo, no por aplicación de lo aprendido ¡Qué grave error! Creo que las lecciones importantes se aprenden pagando su precio, en este caso, el precio que pagué fue en forma de tiempo. Tardé demasiado tiempo en aprender la lección, aunque finalmente lo entendí y me dio resultados. Leer libros es importante, aplicar lo aprendido no tiene precio porque marca la diferencia.

Verás. El primero de esos “grandes libros” fue el legendario “How to make friends and influence people” (Cómo ganar amigos e influir en las personas) de Dale Carnegie. Un libro que en una ocasión me proporcionó 1.200€ en tan sólo unos minutos.

Mi historia comienza así. Hace unos años me encontraba limando los flecos de un contrato. Para mi desgracia yo no tenía la sartén por el mango. Más bien yo estaba dentro de la sartén… en cualquier me podría “freír”… Así que tenía todas las de perder.

Sin embargo, en aquel momento me vino a la mente una de las muchas historias de aquel libro.  Dale Carnegie contaba, cómo en una ocasión paseando por un parque, se encontraba andando en una zona de césped por la que estaba prohibido, hasta que fue sorprendido por un agente de la ley. Contaba con detalle el diálogo que se produjo entre el policía y él. A tenor del comienzo del dialogo sería multado, sin embargo y contra todo pronóstico no fue sancionado. El motivo; la dirección que el señor Dale le dio a la conversación.

De algún modo, durante aquella negociación a la que me enfrenté, me vino a la mente aquella historia y sentí cierto paralelismo con la de Dale Carnegie. Era una situación donde todo estaba perdido por mi parte y por cuyo resultado contrario, no apostarías nada. Quiero dejar claro que en mi caso no me encontraba en una situación de haber infringido nada o arriesgarme a recibir una multa. Sin embargo, fue especialmente aquel sutil diálogo el que recordé que había cambió el rumbo en la historia de Dale Carnegie y el que presentí que me podría ayudar.

No tenía nada que perder así que me tomé mi tiempo necesario. Tracé mi estrategia, y cómo un ilusionado aprendiz del Señor Carnegie me dispuse a poner a prueba aquello que hacía tiempo había aprendido…. Y… ¡bingo! Había funcionado. Aquel libro me había ahorrado 1.200€ en la firma de un contrato contra todos los pronósticos.

No es lo que leemos, es lo que hacemos con lo que leemos, lo que marca la diferencia

Cuando leemos libros recibimos un gran valor y de algún modo nos transformamos. Aunque sea a través de una experiencia y un conocimiento intangible. Es difícil medir cuanto valor te aporta leer un libro u otro hasta que te encuentras con un caso de aplicación donde el beneficio es tan tangible como el dinero. Sin duda te puedo decir que leer es el mejor consejo que nunca podré dar. Y ha sido leyendo cuando he podido aprender mis mejores hábitos.

 

Quiero aprovechar en hacer énfasis algo. Este artículo no va de leer y ganar dinero… en el fondo va de liderazgo. Aunque no va de liderar a equipos de personas… va de liderarte a ti. Eso también es liderazgo. El autoliderazgo es aquel que primero se debe desarrollar, para que después se pueda dar el segundo. Es cierto que el liderazgo es 100% personas, aunque debes tener claro que la primera persona que debes liderar es a ti.

Este libro podría ser un gran primer libro para comenzar tu crecimiento, o para quien sabe, si para un día ahorrarte o ganar 1.200€. Lástima que no me lleve comisión de hablar bien de este libro 😉 pero es que es una obligación hablar de un libro tan extraordinario.

Siento no poder contarte con mayor detalle aquella historia del libro. Sería demasiado fácil… pero te perderías una numerosa retahíla de lecciones que Dale Carnegie cuenta en él y que estoy seguro de que te ayudarían mucho. Sé que serás capaz de leértelo.

Por último, una anécdota más. No me canso de recomendar este libro. Es mágico, porque con el tiempo, las personas me cuentan alguna historia personal en la que han empleado alguna de las lecciones que han aprendido en él. Con el tiempo creo que escribiré un pequeño libro sólo con historias geniales de la aplicación de este gran clásico. ¡Nunca paran de sorprenderme!  

En tu caso,

  • ¿Has tenido alguna experiencia en la que un libro te haya aportado un gran valor, ya sea tangible o intangible?
  • ¿Cuál ha sido? y
  • ¿Qué te aportó?
  • Y por supuesto, si has empleado sus recomendaciones en alguna historia sorprendente, por favor, házmelo saber.

Me encantaría conocer  tu experiencia con las enseñanzas de este libro o las de otro que te haya dejado marcado de algún modo. Te invito a que hagas tus comentarios más abajo. Saludos

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Deja un comentario

Estás a un paso de suscribirte. Recibirás mis nuevas publicaciones puntualmente y sin excepción.

En tan sólo unos segundos comenzamos